8 Remedios Caseros para las Quemaduras

Las pequeñas quemaduras son situaciones que se dan con mucha frecuencia en casi todos los hogares. Es por esto que la tradición es muy rica en cuanto a remedios caseros para tratar las quemaduras leves de pequeño tamaño. 

Es importante recordar que las quemaduras de tercer y cuarto grado, así como algunas de segundo, necesitan de atención médica, por lo que en ellas no se debe aplicar estos métodos, ya que podrían provocar complicaciones en algunos casos.

Algunos de los remedios naturales más empleados son los siguientes:


1. Aloe vera:
por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias e hidratantes esta planta ayuda a la regeneración de la piel quemada de manera muy eficaz. La forma más indicada para el tratamiento con Aloe vera consiste en aplicar sobre la quemadura, que previamente hemos puesto bajo la acción del agua fría durante unos 20 minutos, el gel que se extrae del interior de las hojas dos o tres veces al día. No es necesario cubrir la zona una vez que lo hemos aplicado.


2. Zanahoria:
Esta hortaliza posee capacidad antiséptica y mejora la capacidad de regeneración de la piel. Por ello, se puede aplicar en forma de ralladura o machacada sobre la quemadura, dejándola al aire o cubierta con gasas.


3. Avena:
De sobra son conocidas las propiedades beneficiosas que este cereal tiene sobre la piel. Se emplea como base pare leche hidratante, gel de baño y otros productos para el cuidado de la misma y, por supuesto, es beneficiosa para las quemaduras, sobre todo las causadas por el sol, por su efecto calmante. La forma de empleo más común es mezclarla con agua fría hasta formar una pasta, que después aplicaremos sobre la quemadura cada 3 o 4 horas.


4. Miel
: Por sus propiedades antimicrobianas y cicatrizantes, es una sustancia ideal para el cuidado de las quemaduras. Para su empleo basta con aplicar miel sobre la quemadura y cubrirlo con un apósito de gasa. Se debe dejar durante dos días y cambiar entonces, continuando el proceso hasta que se haya formado costra.


5. Tomate:
Por su capacidad para refrescar e hidratar la piel, el uso de tomate puede contribuir a aliviar las quemaduras. Se puede aplicar cortando unas rodajas de tomate y aplicándolas directamente sobre la quemadura o mezclando la pulpa con una pizca de bicarbonato, creando de esta manera una pasta que aplicaremos mediante una compresa sobre la herida.


6. Yogur:
Por su contenido en ácido láctico, el yogur natural puede actuar como desinfectante y refrescante para la piel, de modo que si lo aplicamos como si fuera una mascarilla sobre la quemadura debería obtenerse alivio casi inmediato. El mismo efecto lo conseguiríamos si empleáramos una compresa empapada en leche fría.


7.Patata:
Por su amplio contenido en almidón, este tubérculo posee propiedades suavizantes sobre la piel pudiéndose emplear para disminuir inflamaciones y calmar el dolor. Para aplicarla, se pude rallar y poner el resultado directamente sobre la quemadura, cubierto con unas gasas, cambiándolo dos o tres veces al día hasta que notemos mejoría.


8. Vinagre de manzana:
Desde tiempos antiguos, se conocen sus propiedades beneficiosas sobre la piel. En el caso de las quemaduras, aplicar una gasa empapada en vinagre de manzana puede aliviar los síntomas.

comments powered by Disqus